Ponencia: Del Estado “Federal Descentralizado”, al Estado “Centralizado y Comunal” Comunista

A continuación me gustaría compartir con todos ustedes, la Ponencia que tuve la oportunidad de presentar en el acto realizado el pasado 4 de agosto de 2010, y que agrupó a una serie de representantes de distintas organizaciones venezolanas que le dijeron No a la Cubanización y que culminó  con el  MANIFIESTO DE RECHAZO NACIONAL A LA ENTREGA DE LA PATRIA AL CASTROCOMUNISMO.  Este acto y la labor de parlamentarismo de calle fue reseñada en la siguiente página web: http://aperturaven.blogspot.com/2010/08/ciudadanos-se-pronunciaron-sobre-la-ley.html.

Del Estado “Federal Descentralizado”, al Estado “Centralizado y Comunal” Comunista 

(La trampa  legal con la cual se pretende instaurar  el  castro comunismo en Venezuela)

 Adriana Vigilanza García

Agosto, 2010

En Venezuela se ha alterado gravemente el orden constitucional[1]. Esta afirmación la basamos en un análisis comparativo que hemos hecho entre la propuesta de Reforma Constitucional que el pueblo venezolano rechazó el 02-12-2007, contrastada con aproximadamente 12 instrumentos legales (leyes, Decretos Leyes y sentencias del Tribunal Supremo de Justicia), casi todos producidos a partir del año 2006[2]. De ese análisis concluimos que los contenidos más emblemáticos de la rechazada propuesta de reforma constitucional, ya son ley. Pero si era necesario proceder a “Reformar” la Constitución para darle paso a esos contenidos, es porque, evidentemente, ellos no eran posibles de acuerdo con el texto constitucional vigente. De allí que todos los instrumentos que recogen contenidos de la propuesta de reforma, son INCONSTITUCIONALES, pues la Constitución de 1999 NO HA SIDO REFORMADA.

La RBV tiene por Constitución forma de Estado “federal descentralizado” (Artículo 4). Un Estado federal es, antes que nada, plural y política, financiera y jurídicamente, descentralizado. Cuenta, además, con únicamente tres esferas territoriales de ejercicio del poder público (Artículo 136)[3], con autoridades, competencias y recursos, propios, asignados en la Constitución: el nivel “nacional”; el estadal y el municipal. No hay otros.

Pero, poquito a poco, mediante esas leyes y sentencias que abarcamos en nuestro análisis, se ha venido cambiando esa forma de Estado y conformando aquello que en la propuesta de “Reforma” constitucional se llamó “la nueva geometría del poder”, siendo  la Ley de las Comunas, cuyo proyecto ya fue aprobado en Primera, la consumación de la total transformación de la forma Constitucional de Estado. Recordemos que fue en la propuesta de reforma constitucional cuando aparecieron las “comunas”, que no encajan dentro de distribución del Poder Público. El proyecto de ley de comunas plantea que ellas sean pequeñas Repúblicas, con funciones del poder público ejecutivo, legislativo, judicial y electoral. Esto explica el slogan “el pueblo en funciones de gobierno”, funciones que, por lo demás,  el pueblo hará gratis, porque el trabajo comunitario no es remunerado. ¿A dónde irán a parar los empleados públicos que hacían esas funciones? La respuesta es obvia: a los Consejos Comunales y comunas, a trabajar gratis, porque serán “hombres y mujeres nuevos”, otro eslogan oficialista y Castro-comunista por excelencia. Se quiere que las Comunas sustituyan  tanto a las Gobernaciones y las Alcaldías[4], como incluso a otros funcionarios públicos, siempre que no sean altos jerarcas. Pero para completar el proyecto Castro Comunista en marcha es necesario, también, que nos quiten el derecho a que podamos prescindir de esos jerarcas, cuando ellos sean ineficientes o corruptos, eliminándonos el voto universal y directo. Por eso, la propuesta de Reforma Constitucional de 2007 tenía un Artículo que leía:

“Artículo 136: (…) El pueblo es el depositario de la soberanía y la ejerce directamente a través del Poder Popular. Este no nace del sufragio ni de elección alguna (…) El Poder Popular se expresa constituyendo las comunidades, las comunas y el autogobierno de las ciudades, a través de los consejos comunales (…) y otros entes que señale la ley”. Resaltado nuestro

Ese artículo es una copia mala de un artículo muy parecido de la Constitución Cubana de 1994, según el cual:

“Artículo 3: En la República de Cuba la soberanía residen en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado. Ese poder es ejercido directamente o por medio de las Asambleas del Poder Popular“. Resaltado nuestro

Llama la atención que la expresión “Poder Popular” es utilizada 81 veces en la Constitución de Cuba y ninguna en la Constitución venezolana.  Pero si se aprueba un llamado “Poder Popular, que no nace del sufragio ni de elección alguna” y que votemos “a través de ese Poder Popular”, ya el pueblo no podrá decidir quien se queda gobernando y quien se va.  Eso está planteado entre el Proyecto de Ley de las Comunas y la Ley de los Consejos Comunales. Recordemos que la constitución de los Consejos Comunales depende del Ministerio con competencia en participación ciudadana (¡vaya ironía!), el cual depende directamente del Presidente de la República.

Para hacer la dependencia aún mayor, la reciente reforma a la Ley de Asignaciones Económicas Especiales y la Ley de Liquidación del FIDES (29-07-2010), claramente dicen que todos los recursos que correspondan a los entes territoriales, incluyendo consejos comunales y comunas, los repartirá,  “a su leal saber y entender”,  la Secretaría del Consejo Federal de Gobierno, ente que también depende, en última instancia, del Presidente[5]. De esta forma, el flamante “Poder Popular” queda absolutamente sometido a quien ejerce la Presidencia de la República.

Como hemos dicho, la idea es que decidir si ese Presidente sigue o se va, tampoco nos corresponderá a todos los ciudadanos. Las Bases Programáticas y la Declaración de Principios del PSUV, publicados en varias páginas de Internet, nos aclaran que nos encontramos en un período de transición durante el cual hay que usar las formas de lucha y organización democráticas, electorales, pacíficas y constitucionales, pero alegan que estas formas de lucha tienen un carácter burgués y por eso es necesario trascenderlas[6].  Ese “período de transición por cierto también se encuentra en la Constitución Cuaba (que no es la de Venezuela), según la cual:

“Artículo 5o.- El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista”. Resaltados nuestros.

Por eso, detrás de la linda y seductora expresión “Poder Popular”, se esconde el verdadero proyecto político, de carácter centralista, totalitario, Castro-comunista y por sobre todo, inconstitucional, que está probado lleva a la miseria más grande, física, moral y espiritual del hombre. Ese proyecto está totalmente apartado del auténtico poder popular, que es nuestro voto,  ya expresado en 1999 y el 2D de 2007. Y  nada que ver ni con la forma de Estado federal descentralizada, ni con nuestra tradición Bolivariana y Republicana.

La Venezuela institucional y democrática clama por paz. Y como dijo FERNANDO SAVATER,  “(…) La educación para la paz no consiste ante todo en deslegitimar la violencia, sino en legitimar el Estado de Derecho en que vivimos, sus instituciones y su Constitución (…). Lo demás son cuentos, y con cuentos no se consigue alcanzar la paz sino sólo disimular y prolongar la vieja tragedia que vivimos (…)”. Resaltados nuestros.

Nuestra invitación final es a ejercer el auténtico Poder Popular, votando el 26 de septiembre por la opción que representa nuestro más profundo rechazo al Castro Comunismo y al desorden institucional que impera hoy en Venezuela.


[1] Develar el abierto desconocimiento que se está haciendo de la Constitución de la RBV es nuestro deber, porque así nos lo impone el Artículo 333 de esa Constitución, que dice: “Artículo 333. Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia”. Resaltados nuestros.

[2] Reformas (varias) a la Ley del Fondo de Inversión para la Estabilidad Macroeconómica. Reforma de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal (2006). Ley de los Consejos Comunales ( 2006). Decreto de creación de FONDEN ( 2006). Reforma a la Ley del Banco Central de Venezuela (2006). Ley Orgánica de Creación de la Comisión Central de Planificación (207), Decreto Ley para la Ordenación y Gestión del Territorio. Sentencia de la Sala Constitucional del 25-04-2008. Reforma de la Ley de Descentralización de 2009.  Ley del Consejo Federal de Gobierno ( 2010). Ley de Reforma de la Ley de Asignaciones Económicas Especiales (2010). Ley que Liquida el FIDES (2010)m entre otros..

[3] “Artículo 136: El Poder Público se distribuye entre el Poder Municipal, el Poder Estadal y el Poder Nacional”.  Resaltados nuestros La propuesta de reforma Constitucional cambiaba ese Artículo, para que se leyera como sigue:

“Artículo 136: El Poder Público se distribuye territorialmente en la siguiente forma: el poder popular, el poder municipal, el poder estatal y el poder nacional”. Resaltados nuestros.

[4] Declaraciones del Diputado oficialista, Carlos Escarrá Malavé, recogidas en el Diario “El Universal”, el 26-10-2006: ” (…) Cuando los consejos comunales tengan la fortaleza que deben tener y, a su vez, se madure desde el punto de vista de las asambleas de ciudadanos, ciertamente ya no tendrán razón de existir los municipios”.

Declaraciones del Diputado oficialista Darío Vivas, a la Agencia Bolivariana de Noticias. Febrero, el 16-02-2007: “(…) La Nueva geometría del Poder establece esa nueva división político territorial que incluye ciudades federales, comunales y espacios territoriales alejados de los centros poblados (…) para darle paso a esta nueva estructura territorial es de vital importancia la modificación de la Carta magna (…)”. Declaraciones

[5] Si antes esas leyes tenían porcentajes y criterios claros de reparto de recursos, ahora ni los Consejos Comunales tienen garantía legal de acceso a un porcentaje fijo de recursos

[6] Se añade que la Revolución Bolivariana no es una revolución desarmada y se plantea su defensa mediante la participación de todo el pueblo “(…) hasta la derrota definitiva de “nuestros enemigos de clase (…)”

About these ads

Una respuesta

  1. [...] a nuestro país de un Estado Federal Descentralizado a un Estado Comunal, Comunista.  (Ver más) http://adrianavigilanza.wordpress.com/2010/08/11/ponencia-del-estado-federal-descentralizado-al-esta… Martes 24 de agosto. 10:30am Cámara de Comercio de Caracas. Foro: Frente Anti Castro-Comunista de [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: