Carta pública de Adriana Vigilanza al Dr. Oswaldo Álvarez Paz

Estimado Dr. Álvarez Paz:

No es la primera vez que le escribo, aunque nunca imaginé que cuando volviera a hacerlo  estaría usted en prisión.

Le escribí la última  vez el día 01-11-2009 y me refería a un artículo suyo, cuyo nombre no recuerdo, relacionado con el carácter terrorista del régimen de Hugo Chávez. Le dije:

“Me gustó lo claro de la descripción del grupo terrorista que se apoderó de la Venezuela “formal”, es decir, la “oficial”. Estoy segura que ellos cada día están más lejos de la Venezuela “sustancial”. Pero por los recursos que manejan, la lucha es desigual y muy dura.

Tres cosas he visto o leído esta semana que develan el carácter terrorista fundamentalista del régimen: el rezo del credo católico transformado en un credo político. Earle Herrera entrevistando a unos ideólogos pretendiendo ser literatos, promocionando un libro que habrá que leer, llamado “el perro y la rana” y los Campamentos de entrenamiento de tiro creados por Diosdado en pleno barrio en Baruta.

Van a jugar más duro al terror y habrá que preparar una estrategia contra ese dardo.

Las denuncias internacionales como su artículo, son importantes

Saludos

Adriana Vigilanza”

La denuncia suya, que yo admiré entonces, terminó siendo causa de su prisión. La diferencia es que se trató esta vez de declaraciones suyas hechas en TV y soportadas en un Informe internacional.

Ruego a Dios que nuestros compatriotas se den cuenta de que lo que usted dice, es cierto. Hoy, por ejemplo, se nos “amaneció” con la creación de la  “Guerrilla Comunicacional”  formada por niños y tuvimos que ver a quien se robó la voluntad popular al pretender desplazar al Alcalde Metropolitano, Antonio Ledezma,  para proclamarse “Jefa de Gobierno” del Distrito Capital, señora Jaqueline Farías, gritar, pretendiendo inculcar odio a los niños que pretenden formar la “Guerrilla Comunicacional”, el slogan chevecista “no volverán”, refiriéndose con eso no sólo a líderes como Ledezma, que de paso, ya volvieron (el pueblo los eligió), sino a gente como yo, ajena al acontecer político en el pasado, pero interesada en la situación actual del país y convencida opositora a este régimen, que alega estar animado sólo de “amor”, pero cuya jerga diaria es incuestionablemente bélica.

Las palabras son al hombre como el agua al pez. Las necesita para vivir, como ser humano. Por eso, “dime lo que dices y te diré quién eres”. En Venezuela, el pueblo ha sido presa de un sopor o enfermedad del alma, que lo hace creer que “una cosa es la que se dice desde el poder y otra es la que se hace”.  Sabemos que eso no es cierto. Eso es sólo la ilusión, parte del encanto que produce Chávez en cierto tipo de personas, que incluye a tipos como Sean Penn. Pero  resulta que cada vez que Chávez y su “equipo” pronuncian palabras que instigan al odio contra compatriotas que no piensan igual a ellos (a veces me pregunto si esos líderes chavecistas en verdad “piensan”), Chávez consigue que un venezolano odie a un hermano de nacionalidad. No le veo la gracia a eso y el “in-mundo”, que incluye a gente como Sean Penn, muy “in”, desde hace rato que tampoco debería verla.

Dr. Álvarez Paz, su gallardía nos recuerda a las venezolanas que existen HOMBRES en esta tierra. Mi cariño, aprecio y admiración. Puede que pensemos diferente en muchas cosas. Pero ante su valentía uno no puede ser mezquino. Y menos, quedarse callado.

 ¡Dios lo guarde y la patria lo libere muy, muy pronto y sepa agradecerle a usted y a su familia el sacrifico que hoy hacen!

Adriana Vigilanza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: