Archivos Mensuales: mayo 2011

“A este gobierno le choca el capitalismo; pero cómo le encantan los impuestos”

Contradicción es el término que la abogada Adriana Vigilanza considera más apropiado para definir a una administración nacional

Jolguer Rodríguez Costa/ El TiempoAdriana Vigilanza observa con preocupación la pérdida del espíritu contestatario del venezolano

Adriana Vigilanza observa con preocupación la pérdida del espíritu contestatario del venezolano Foto: Wilfredo Yustis

Caracas.- -¿Usted se ha declarado enemiga frontal del Poder Popular?

 -El Poder Popular es una trampa, como lo ha sido en todos los países comunistas. Libia se hace llamar República Popular.

 -¿Qué parte de la población venezolana está entrampada con el término “popular”?

– El chavismo, gente que no recibe ni lee información de otros sectores o de otro tipo de prensa que no sea la del gobierno. Se le ha dicho al pueblo que él es quien manda, pero cuando se leen las leyes del “poder popular” es todo lo contrario. El chavismo alega que la democracia proclamada en la Constitución es representantiva y, por lo tanto, indirecta, ya que los que mandan son los diputados, gobernadores y alcaldes; no el pueblo de manera directa. Pero, insisto, cuando ves las leyes del llamado poder popular, es lo contrario: elecciones de segundo grado.

Lo único válido es que elegimos directamente a quien va a ser Presidente y gobernador; pero la realidad es que ya nos quitaron el voto directo de las juntas parroquiales que ahora son electas solo por quienes integran un consejo comunal, no por los vecinos. De paso las llaman “parroquiales-comunales” un término que no existe en la Constitución.
 
A la fuerza

-¿Se puede hablar de un éxito del Poder Popular?

-Un éxito relativo, propio de este tipo de tiranos. El uso de la represión y la fuerza pueden llevarlo al éxito total. Puede ser que nos callen por miedo.  Si uno desobedece puede venir una sanción muy dura, o te persiguen, o te encarcelan o te matan. Es un temor que se acrecienta, pues ya están formando las milicias en las escuelas. Chávez necesita tiempo  y  por eso hay que apresurarse a salir de esto.
 
– ¿Con qué reemplazaría el Poder Popular?

– Con lo que está escrito en la Constitución del 99. Ahora, la actual Carta Magna tiene muchos defectos en el aspecto de la descentralización. Por eso también es que estamos así. Este es un gobierno contradictorio: le choca el capitalismo pero le encantan los impuestos. Esta gente lo que quiere es agarrar dinero ahorita; después no le importará lo que venga.

-¿Cuál gente? ¿La del Psuv?

– Sí, Darío Vivas y todos ellos. En la Asamblea no hay conciencia.  La descentralización ha sido una oportunidad para  hacerse rico, y no para proveer mejores servicios y aceptar la participación del ciudadano común en la gestión del gobierno. Lo presente es una comiquita. En este sentido el Psuv es un partido subversivo porque el año pasado hizo una declaración que anunciaba, abiertamente, la reversión del orden constitucional.
 
-¿Y el Presidente?

-También lo ha hecho. Está acostumbrado a eso. Es su modus operandi. Ellos no han entendido qué es la democracia y utilizan el sistema democrático para imponer algo que no es democrático.

 -¿Peligra la democracia?

-Yo creo que la democracia se acabó, una  vez que la Ley del Poder Popular se aprobó en diciembre, ya que retoman abiertamente la reforma constitucional que el pueblo rechazó. Han desconocido en último grado la voluntad popular.

 -¿Cuál será el próximo paso?

-Reformar la Constitución para elevar la voluntad de Chávez al rango de leyes.

 -¿Cómo? si la reforma constitucional ya fue negada por el pueblo…

-Cuando él, Chávez, tenga todas las milicias armadas y controle el poder económico, podrá tener todo en sus manos. Le falta controlar la propiedad privada para sancionar una nueva Constitución a su imagen y semejanza. El Estado comunal no existe en la Constitución. La Habilitante impone lo que el país rechazó en 2007.

 -¿Es este concepto de la comuna una extracción de la experiencia cubana y de las ideas contenidas en el libro verde de Gadafi?

-Lo es de todos esos proyectos totalitarios. En el Psuv lo han tomado como la comuna del país, y creen que con ella vamos a ir como hippies a fumar la pipa de la paz. Creo que esos muchachitos son una caricatura de los guerrilleros de los 60, y ningunas segundas partes fueron buenas. Verdaderos guerrilleros fueron Alí Rodríguez y el actual presidente de la Asamblea. Otra cosa es que se quedaron en el pasado y siguen equivocados.

 -¿El Presidente  Chávez se hace eco de estos “muchachitos”?

-Evidentemente, aparte que desde su juventud tenía esos conceptos en la cabeza, y con ellos lo metieron en la FAN, pues todo eso estaba planificado. Desde hace 25 años he oído hablar de un proyecto árabe de dominación de Venezuela, dada la posición geográfica del país ante un enemigo del islamismo como lo es Estados Unidos. Qué cosa tan loca. ¿Cómo van a venir los árabes a dominarnos? De hecho, hoy tenemos un ministro de Interior y Justicia que se declara palestino públicamente.

 -¿Y eso es anticonstitucional?

– Sí, eso se llama traición a la patria. La Constitución permite la doble nacionalidad, pero no se puede pregonar que tu primera nacionalidad es la de otro país, y menos como funcionario público, y recontra menos como titular de Interior y Justicia.

– El oficialismo argumenta que la verdadera intromisión la hicieron los norteamericanos en los cuarteles venezolanos…

-Lo que denuncian como interferencia norteamericana no fue tal. Ellos proveían tecnología, sistemas de defensa y organización. No tiene nada de malo que se imite a la primera potencia del mundo para fines de defensa. No había carácter ideológico porque nuestros militares nunca se cuadraron ante una bandera americana, mientras éstos sí gritan consignas cubanas como “patria, socialismo o muerte”.

 -¿Hasta cuándo se mantendrá esta situación?

– Es difícil que desaparezca, pero tampoco le quito posibilidades. El venezolano, lejos de mostrarse contestario, como decían, ha dado muestras de comodidad. ¿Cómo es posible que un militar venezolano reciba órdenes de un cubano?

 -También usted fue acusada por Iris Varela de ejecutar un negociado con el magistrado Jesús Eduardo Cabrera…

-Ella es demasiado irresponsable. No hace sino declarar cosas sin antes molestarse en investigar. Lo cierto es que a ella la vinculan con Walid Makled.

 -Usted que trabajó en la Asamblea Nacional, ¿ve una salida a través del Parlamento?

–  Mientras el oficialismo persista como minoría ganadora no se podrá hacer nada. Aunque allí la oposición ha mejorado un poquito, pues tiene un foro para que los escuchen. La oposición se está uniendo más, está formando cuadros y sus factores se están dando cuenta de que solos no llegarán a ninguna parte. 18 de abril de 2011

De perfil

Adriana Vigilanza es abogada, egresada en 1985 de la Universidad Central de Venezuela (UCV), y cuatro años después se especializó en Derecho Tributario. Además  se  acredita una maestría en Derecho Comparado de la Universidad de Nueva York.

Fue asesora legal del primer convenio de asociación petrolera que firmó Venezuela después de la nacionalización del petróleo: el proyecto Cristóbal Colón.

Es profesora de postgrado en la Universidad Metropolitana, la UCV y la Universidad Católica Andrés Bello. También es integrante de la Organización Ciudadanía Activa.

Anuncios

Las leyes aprobadas son la Reforma Constitucional

La semana pasada tuve el honor de intervenir en el Programa Aló Ciudadano en Globovisión, donde expuse como las nuevas leyes aprobadas son totalmente lo que dibujó Chávez en su Proyecto de Reforma Constitucional el cual no fue aprobado por la mayoría, pero que lamentablemente nos las imponen con el poder del autoritarismo. Hacer click: http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/251177/adriana-vigilanza-las-leyes-aprobadas-son-la-reforma-constitucional/

La abogado Adriana Vigilanza aseguró que las leyes del Poder Popular que fueron aprobadas no son más que la propuesta de reforma constitucional que los venezolanos rechazaron en referendo.

Durante una intervención en el programa transmitido por Globovisión, Aló Ciudadano, la experta en materia legal invitó al Tribunal Supremo de Justicia a revisar la solicitud que se le hizo de detener “las leyes que invitan a los venezolanos a participar en la construcción de un Estado socialista que ya rechazamos”.

Aseveró que el destino de la democracia venezolana está en las manos del Tribunal Supremo de Justicia, y estima que ese órgano se pronuncie, positiva o negativamente, antes de las elecciones presidenciales

“El Estado Comunal se asemeja al sistema Libio” a juicio de Adriana Vigilanza

Agrego a continuación un interesante trabajo realizado por el diario El Nacional, el pasado 3 de abril de 2011, donde expongo mi análisis sobre el estado comunal venezolano y su interrelación con el gobierno de Libia.

http://el-nacional.com/www/site/p_contenido.php?q=nodo/196822/Naci%C3%B3n/El-Estado-comunal-se-asemeja-al-sistema-libio

El Estado comunal se asemeja al sistema libio

Advierten similitudes entre socialismo bolivariano y gadafiano. Ambos modelos proponen el gobierno del pueblo, el parlamento popular, la socialización de la prensa y han intentado expandirse allende sus fronteras

 
 
Chávez y Gadafi en Margarita
Chávez y Gadafi en Margarita | AFP

El modelo de gobierno de Libia se sustenta en la Tercera Teoría Universal desarrollada en la década de los años setenta por Muamar Gadafi y está plasmado en el Libro verde.

La abogada Adriana Vigilanza, dirigente del partido Copei, considera que existen claras similitudes entre el Estado del pueblo contenido en el texto y el sistema político impulsado por Hugo Chávez.

Los congresos populares, la supresión del voto directo, la divinización del líder político y la concepción de la propiedad de los medios de comunicación son, a juicio de Vigilanza, puntos coincidentes en ambas propuestas.

“La Ley Orgánica de las Comunas crea el parlamento comunal, que es un obvio equivalente de los congresos populares libios. Ese parlamento tiene la tarea de dirigir el autogobierno de las comunas para consolidar el Estado comunal como expresión del poder popular.

Sus autoridades son elegidas en elecciones de segundo grado por los consejos comunales. El Libro verde sostiene que los congresos populares son el único medio de la democracia popular y sus miembros son elegidos por los comités populares”.

El profesor universitario Federico Welsh también advirtió analogías, aunque enfatizó que se trata de dos sistemas de gobierno ubicados en dos contextos culturales completamente opuestos: “Visto desde nuestra cultura occidental, el Libro verde está lleno de sandeces, pero visto desde la cultura árabe quizá no. Tenemos raíces históricas, políticas y culturales distintas”.

Welsh explicó que el modelo que el Gobierno venezolano intenta delinear a través del poder popular tiene el objetivo de sustituir progresivamente la separación vertical y horizontal del poder; es decir, “acabar con el principio de la división del poder nacional, estadal, municipal y parroquial, y al mismo tiempo suprimir la existencia del Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y Ciudadano”.

Prensa democrática

El Libro verde indica que los voceros de los congresos populares y de los comités populares se escogen en elecciones de segundo grado. En Venezuela, la reciente reforma de la Ley del Poder Público Municipal y la aprobación de la Ley Orgánica de las Comunas podrían constituir un primer paso en la eliminación del voto directo, universal y secreto, al establecer que el comité ejecutivo del parlamento comunal y los miembros de las nuevas juntas parroquiales comunales son electos por los consejos comunales, advirtió Vigilanza.

Con respecto a la estructura, Welsh explicó que tanto el poder popular venezolano como el congreso popular libio son sistemas piramidales, en cuya cúspide hay una sola persona.

“Los consejos comunales, comunas y colectivos terminan ocupándose de qué hacer con los camellos o cómo reparar la calle frente a la casa, pero el Estado lo dirige una sola persona sin consultar a nadie. En Venezuela tenemos un Parlamento y sin embargo el Presidente tiene en este momento un Poder Legislativo ilimitado. Todo apunta a la pérdida de la autonomía y a que se instituya el control central total. En Libia no hay Parlamento”.

La propiedad de los medios de comunicación también es abordada por el Libro verde: “No es democráticamente admisible que una persona física posea un medio de difusión o de información general. La prensa democrática es aquella que publica un comité popular compuesto por todas las categorías sociales”, dice el texto.

En Venezuela, el Gobierno desarrolla la tesis de la hegemonía comunicacional para poner en manos del Estado la mayor cantidad de medios de largo alcance y la democratización del espacio radioeléctrico, para multiplicar cientos de pequeños medios de poco alcance, económicamente dependientes del poder central.

“En la praxis nadie duda de que los medios privados y públicos tienen sus preferencias políticas; sin embargo, la idea es controlar todo el contenido que reciban las personas a través de los medios”, indicó Welsh.

Vigilanza destacó que en la Ley del Sistema Económico Comunal se habla de la necesidad de desarrollar el modelo productivo socialista que a la larga no admite las empresas privadas. “Si todas las empresas pasan a propiedad social, los medios de comunicación, que viven de la publicidad de otras empresas privadas, se extinguirán”, concluyó.

El coordinador del equipo que redactó las leyes del poder popular, ex diputado del PSUV Ulises Daal, negó que esos instrumentos hayan sido inspirados por el modelo libio.

“Yo leí el Libro verde y le puedo decir que nuestra propuesta se basa en la tradición histórica venezolana. Aunque ellos proponen una pirámide invertida, en la práctica el pueblo delega su poder en una serie de voceros; es la democracia representativa. Nuestra propuesta se apoya en la participación directa y protagónica de la gente que participa en los consejos comunales, e indirecta cuando elige a sus diputados o gobernadores”.