Archivos Mensuales: marzo 2018

Este 31 de marzo se celebrará en Atlanta el evento “Guerreros de la Libertad de Venezuela”

El evento “Guerreros de la Libertad de Venezuela” se llevará este  Sábado 31 de Marzo de 7:00p.m a 9:00 pm (hora costa Este, en Atlanta, USA).  Estarán  presente en el evento #FreedomWarriorsVE  Adriana Vigilanza, Tamara Sujú, Asdrúbal  Aguiar y Roger Noriega.

Evento gratis RSVP: http//bit.ly/FreedomWarriorsVE 🔴Transmisión live: https://t.co/pcbTjJHw1K https://t.co/FedGuGY5Bi

Pueden verlo en vivo vía Livestresm a través del canal Youtube, a partir de las 7 p.m. (hora de Atlanta). ¡Por favor, corran la voz!

Este es el link:
https://youtu.be/VRrJE0zTPYg

Anuncios

“El vil egoísmo”, que nunca más triunfó

Aproximadamente en el año 2008, un grupo de venezolanos, liderados por mujeres muy aguerridas, entre ellas mi amiga Irma González (adeca de las de antes, de  las que defendían la democracia) formamos una coalición llamada “Venezuela Libre“.

Recuerdo que al acto de su “proclamación” invitamos, entre otros, al Vice Almirante Iván Carratú Molina. También a otras personalidades patriotas. Fue en el auditorio de un Colegio  en Cumbres de Curumo.  Formé parte de  esa plataforma, hasta que los partidos la infiltraron. Fue “absorbida” por otras ONGs que trabajaban en coordinación con los partidos. En ese entonces, yo era parte, también, de Ciudadanía Activa. La sede de Ciudadanía Activa fue empleada para varias reuniones posteriores.

Ahí, por pura intuición, percibí que algo no me gustaba. Recuerden que en esos años, aún no se entendía bien el tema de la doble cara de muchos en los partidos y hasta ONG. Llamo “doble cara” a eso de infiltrar agrupaciones ciudadanas “puras” para encausarlas a seguir participando ciegamente en elecciones absurdas porque no tenían un ápice de transparencia. En mi criterio, el que jugó el papel de desarticularnos a los ciudadanos fue un señor llamado José Luis Vera. Se convirtió en un apéndice de quienes sólo trabajaban para llevar a la gente a seguir votando en elecciones amañadas. Ahora salen con ese “Frente amplio Venezuela Libre” y recuerdo con tristeza y hasta indignación, la impostura. Hasta el nombre nos lo robaron. El problema grande es que a esa gente se le da recursos para que sigan en eso, mientras a los ciudadanos nos toca poner de nuestro dinero propio y dejar de producir más, para dedicar tiempo a defender la democracia o denunciar al régimen.

Llegué a postularme como candidata independiente en las Primarias de 2010. Pero entonces, con otro ardid nos desarticularon los partidos. Nos pusieron a competir por los 2 curules de Miranda, contra Lázaro Forero e Iván Simonovis. Fui la UNICA pre candidata que se retiró por razones éticas. Todos los demás aceptaron el juego. La MUD finalmente le dio por consenso un curul a Iván Simonovis (después de mucha presión de parte de su esposa Bonis) y al pobre Lázaro, con una condena idéntica de 30 años por el pecho, lo mandaron a “competir” en una lista por uno de los Estados más Chavistas, Vargas.

Así que la historia del hundimiento de Venezuela es la historia de una sociedad cómplice y sin ética. Lo cumbre es que después Roberto Enrriquez me pidió que formara parte de la Dirección Nacional de COPEI, a lo cual accedí porque había “hablado con Dios” y le había dicho que sí era su voluntad que me uniera a algún partido (ya que como independiente me había sido imposible llegar a poder influir en los partidos), que me buscara a mí un partido. ¡Y apareció Roberto! Acepté y acudí a las reuniones ampliadas de la Dirección Nacional de COPEI. Pero aunque expuse ante la DPN, hasta la saciedad, los problemas del Estado Comunal y las elecciones no auténticas, no obtuve apoyo. Al final, decidí ir sola a demandar la Nulidad de las Elecciones Presidenciales de 2012 y luego las de 2013. En COPEI me dijeron que yo tenia libertad de conciencia y el partido no se opondría. Pero que ellos no me acompañarían en el Recurso. Fui al TSJ junto con otros colegas e incluso personas que se identificaban con otros partidos. Y otras religiones. Fue muy bello constatar que habíamos católicos, evangélicos, judíos y mormones, firmando el Recurso de 2013. Eso, para mi, fue emblemático. La razón la dejo para el libro que escribo.

Luego vino la pelea a muerte de Pedro Pablo Fernández y Roberto Enrriquez, por el control del partido. De nuevo fui manipulada porque la razón esgrimida  por el grupo que no quería que Roberto siguiera en la dirección política fue que esa DP no rendía cuentas. Como yo en efecto no tenia ni idea de  dónde y quienes financiaban al partido, sentí que era justo que se pidiera rendición de cuentas. Al final esa pelea no ha sido sino otro “quítate tú, pa’ ponerme yo”. La historia del “Vil egoísmo, que otra vez triunfó” que en efecto, “triunfó”, porque acabó con Venezuela.

Por eso, mi gran causa ahora, aparte de lograr una decisión judicial que por fin diga la verdad sobre el sistema electoral nauseabundo que ha sido instaurado en Venezuela desde 2004, para lo cual demandé al sistema y los Rectores (TODOS), ante el TSJ en el exilio), este 23 de febrero de 2018, es que cambiemos la letra del Himno Nacional. Para ello, ya hice la investigación histórica que sustenta mi hipótesis inicial: esa estrofa no pertenece a la época en la que el “Glorial Bravo Pueblo” se hizo canción patriótica, sino a la época en la cual el himno era una canción realista.
Invi

to a todos a que, “por ahora”, cantemos “El Vil egoismo, que nunca más triunfó”. Ya se verá si Dios quiere que cambiemos el himno, con justísima  causa.

Adriana Vigilanza García