Quien soy

La Formación académica y ser profesora es una tarea enriquecedora

Recibí el título de Abogado en la Universidad Central de Venezuela, (UCV), en junio de 1985. Ocupé el cuarto lugar de mi promoción (1985), pero el segundo, dentro de quienes hicimos la carrera en un programa especial intensivo, de cuatro año.  Ver adjunto: Academic Index Lawyer Degree (1)

En 1989 obtuve el título de Especialista en Derecho Tributario, en la misma UCV.  Me desempeñé luego como “Asistente I”, en la firma de Contadores Públicos Espiñeira Sheldon y Asociados (Price Waterhouse Venezuela)  y un año más tarde, formé parte del equipo legal de Estudio Bentata Abogados (cuyo fundador fue el Dr. Víctor Bentata).

Me incorporé al Departamento Legal de Lagoven, S.A., empresa filial de Petróleos de Venezuela, S.A. y mi mejor escuela, en 1991. Ver adjunto: Letter Employment Certification PDVSA

Luego de tres años (y de haberlo intentado antes varias veces, en diferentes instituciones del país y del exterior) y gracias al plan de formación con que contaba esta empresa (más la amplia visión del Dr. Luis Enrique Bottaro Luppi), conseguí una Beca para cursar una Maestría en Derecho Comparado, en la Universidad de Nueva York (1994).  Al Dr. Jorge León Jiménez, mi jefe directo de entonces, dirijo también mi eterna gratitud, por tan extraordinaria oportunidad.

Finalizada mi Maestría en Nueva York, regresé a Lagoven, S.A. Allí permanecí dos años más,  llegando a ser, en 1994, una de los abogados que representó a Lagoven, S.A., Empresa del Estado venezolano, dentro de la primera asociación celebrada en Venezuela con capital extranjero, luego de la nacionalización del petróleo (1975), asociación que fue conocida como “Proyecto Cristóbal Colón” (entre Exxon, Shell, Mitsubishi y Lagoven).

Con la llamada “Apertura Petrolera”, sobrevino un auge económico importante en el país y las empresas extranjeras que quisieron regresar a explotar petróleo, en Venezuela (siempre en asociación con el Estado venezolano), ofrecieron hasta duplicar el sueldo a los trabajadores petroleros que aceptáramos trabajar para ellas.

En mi caso particular, la empresa BP Venezuela, S.A. me ofreció el máximo cargo de su Departamento Legal en Venezuela, de manera que era una oferta que no podía rehusar.

Con mucho pesar sentimental, pero pensando en mi progreso profesional y material, di el “gran salto”, de una empresa del Estado venezolano, a una empresa trasnacional.  Al poco tiempo me di cuenta de que en BP Venezuela me tocaría seguir “haciendo patria”, con  muchísima mayor responsabilidad que dentro de la empresa del Estado. La experiencia en BP Venezuela fue también sumamente enriquecedora.

En el año 2000, renuncié a BP Venezuela y comencé a practicar el libre ejercicio profesional. En paralelo, me desempeñé como Profesora de Postgrado en la Universidad Metropolitana (donde ocupé por un tiempo la Coordinación de la Maestría en Gerencia Tributaria); en la Universidad Central de Venezuela,  en la Especialidad de Derecho Tributario y en una ocasión,  en la Especialización en Derecho Financiero de la Universidad Católica Andrés Bello. La labor docente ha contribuido mucho en mi formación integral, ya que enfrentarse a un salón de clases exige actualización y análisis crítico permanente.

Entre los años 2003-2005 y 2005-2007, fui miembro de la Junta Directiva de la Asociación Venezolana de Derecho Tributario (“AVDT”), y Coordinadora del Comité de Imposición Municipal y Estadal de dicha Asociación, durante los mismos períodos.

Durante esos años, formé parte de la Oficina de Asesoría Económica y Financiera de la Asamblea Nacional, para la redacción, junto con el Dr. Juan Cristóbal Borjas,  del Proyecto de Ley Orgánica de Hacienda Pública Estadal. Asimismo, fungí como Abogado contratada por la Asamblea Nacional para la elaboración del el título sobre la “Potestad Tributaria del Municipio”, en la “Ley Orgánica del Poder Público Municipal” y por la Oficina de Asesoría Económica de la Asamblea Nacional y antes, en 2001, fui redactora de las normas tributarias de la “Ley Orgánica de Registros Públicos y Notarías”, labor que me llevó a uniformar esta materia, que estaba disgregada en tres textos de ley diferentes (“Ley de Registro Público, Ley de Arancel Judicial y Ley de Timbre Fiscal), con contradicciones absurdas, que logré quedaran eliminadas

Gracias a esta labor legislativa, fui elegida para representar a varios Municipios del país, en juicios tributarios, así como también asesoré al Estado Vargas, al Estado Miranda y al Estado Zulia, en la misma materia. Experiencia que me acercó enormemente al campo político.

En el año 2006 me incorporé a la ONG “Ciudadanía Activa”, para la difusión de los valores democráticos en la RBV. Me separé de esta ONG en el año 2010, cuando fui por breve tiempo candidata independiente a Diputada de la Asamblea Nacional, por las fuerzas democráticas representadas en la llamada “Mesa de la Unidad Democrática”, para el Circuito Electoral 2 del Estado Miranda, ocupando la cuarta posición en las encuestas.

 

 

 

Me retiré porque consideré que al preso político Lázaro Forero, debía darsele igual trato que a Iván Simonovis (ambos había sido condenados injustamente a 30 años de prisión, como “Chivos expiatorios” de 19 asesinatos ocurridos a manos de franco-tiradores, el 11 de abril de 2002), a quien por consenso se le asignó uno de los 2 curules de ese Circuito electoral.

Carta desistimiento AVG a MUD[1][1] (1)

 

Minuta de Reunión de Pre candidatos a AN 2010 (1)

En la actualidad opero dentro de la ONG Justicia y Proceso Venezuela y trabajo especialmente en la defensa de la forma de Estado Federal adoptada por la RBV, según se lee en el Artículo 4 de su Constitución y en la defensa al derecho a votar en elecciones auténticas.

Como parte de Justicia y Proceso Venezuela acudí, junto a la Dra. Theresly Malavé y la Dra. Yuri López, ante la Organización de las Naciones Unidas (“ONU”), en septiembre de 2011, para presentar el Informe de nuestra ONG con motivo del llamado “Examen Periódico Universal” (“EPU”) al cual fue sometida la República Bolivariana de Venezuela,  dando cuenta de las violaciones cometidas por ese Estado, en el tema presos políticos y el derecho a libre participación política y al voto directo y secreto.

Más tarde, junto con otros colegas y ciudadanos activos y comprometidos con la transparencia electoral en Venezuela, demandamos ante el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, en Sala Electoral, el proceso electoral del 7 de octubre de 2012, en el cual Hugo Chávez fue proclamado Presidente de la República, versus el abogado Henrique Capriles Radonski. Este Recurso ni siquiera fue admitido, alegando la Sala Electoral que el Presidente electo había muerto y que por eso, “había decaído el interés” de los demandantes, falseando el motivo de nuestra acción, que había sido intentada, no en contra el Presidente proclamado, sino contra el Consejo Nacional Electoral, por parcializado y abusivo.

Al año siguiente, nos vimos obligados a intentar la misma acción,  ante la misma Sala Electoral, contra el nuevo proceso electoral 14 de abril de 2013, en el cual fue proclamado Presidente Nicolás Maduro, puesto que los vicios que permitía el CNE y que hacían de las elecciones, “elecciones no auténticas”, continuaban idénticos.  En esta oportunidad, el candidato opositor decidió presentar su recurso propio, al igual que otros ciudadanos. Los cuatro Recursos fueron despachados en la misma ocasión, pero esta vez por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, quien sin razonable explicación jurídica, asumió conocer del caso.

Los cuatro recursos fueron declarados “inadmisibles”, sobre la base de la falsa argumentación de que no especificamos los vicios denunciados. Habiéndonos sido denegada la justicia por la máxima instancia judicial interna, acudimos a la Organización de los Estados Americanos (“OEA”), también en el año 2013, en búsqueda de justicia y en reclamo a nuestro derecho a elegir en “Elecciones Auténticas”. En este año 2018, hemos acudido ante el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, en el exilio, dos veces: La primera vez, solicitando un Amparo contra las elecciones de Gobernadores, que fueron celebradas el 15 de Octubre de 2017 y la segunda vez, solicitando sea declarado inconstitucional y violatorio de derecho humano a votar en elecciones auténticas, todo el sistema electoral que se ha ido instaurando en Venezuela, a partir de la implementación del voto electrónico, en el año 2004 y la usurpación de funciones, por parte de los Rectores del Consejo Nacional Electoral, quienes jamás han sido nombrados conforme dispone la Constitución.

También asistí jurídicamente y como mediadora, entre el Estado y un ciudadano, al productor agropecuario Franklin Brito, en la huelga de hambre que emprendió a fines de 2009, hasta su dolorosa y muy lamentable muerte, el día 30 de agosto de 2010, en la sede del Hospital Militar “Carlos María Arvelo”, en Caracas, donde fue recluido en contra de su voluntad, bajo la Presidencia de Hugo Chávez.

Soy autora de un libro y de varios artículos publicados en otros Libros y revistas especializadas en el área Tributaria. Fui colaboradora del diario “Reporte Diario de la Economía” y de la Revista del Colegio de Contadores Públicos del Estado Miranda.

Idiomas: Inglés (con estudios formales de traducción legal en la Escuela Berlitz). Dominio instrumental del Italiano (idioma paterno) y Francés (Alianza Francesa de Venezuela).

 

UNA JUSRISTA QUE HACE HONOR A SU APELLIDO

En el 2007, tras mi intervención en el Programa Aló Ciudadano, donde expuse la tesis de la Nueva Geometría del Poder, el dueño del blog  El Abicú Liberal, dio su opinión acerca de mi trabajo, y creo que logró conectarse verdaderamente con mi realidad. Agrego el link con el con el fin de que conozcan quien soy.

Hacer click: http://abiculiberal.blogspot.com/2007/12/adriana-vigilanza-hace-honor-su.html

 

Anuncios